El proyecto

SINÓPSIS:

Bingen Mendizabal, compositor de música de cine, recibe el encargo de componer la banda sonora de un documental centrado en la figura del escritor Bernardo Atxaga. Hace ya un tiempo que debido a la crisis económica Bingen había visto que apenas trabajaba en el mundo del cine, y este nuevo encargo le devuelve a la memoria y le hace recordar su trayectoria dentro del cine y música desde los años 80 hasta la actualidad en Euskal Herria, repasando a través de diferentes testimonios la vorágine artística que se vivió y todos los grandes nombres que se abrieron camino en el mundo cinematográfico y musical, nombres que pusieron a Euskal Herria y su cultura en el mapa artístico de una generación y que sirvieron como ejemplo para las siguientes; nombre como Hertzainak, Juanjo Mena, Zuriñe Gerenabarrena, Mikel Urdangarin, Kirmen Uribe, Juanma Bajo Ulloa, Enrique Urbizu, Alex de la iglesia, Karra Elejalde, Pascal Gaigne, Maite Aurrekoetxea o Arantzazu Calleja, entre otros muchos. Durante todo ese repaso, Bingen reflexiona sobre qué es el éxito verdaderamente, seguir nuestro propio camino.

QUÉ ES:

«Bidean jarraituz» es un viaje, es parte del camino recorrido por Bingen Mendizabal, desde sus inicios hasta convertirse en uno de los más importantes creadores de bandas sonoras, utilizando como punto de partida un fuerte bloqueo creativo; es la historia de un hombre sencillo haciendo grandes cosas.

 Bidean jarraituz” es un largometraje documental donde cineastas, actores, músicos, directores de orquesta, y escritores conversan entre ellos y con el propio Bingen Mendizabal sobre cine, música, el binomio entre ambos, cómo ha variado la forma de hacerlos, el impacto de la crisis económica, la relación que hay entre distintas disciplinas artísticas, y sobretodo, en la idea de perseguir nuestro propio sueño, alejándonos de los brillos de la fama y haciendo lo que realmente nos gusta.

 

OBJETIVO:

El proyecto tiene tres objetivos claros. El primero es repasar la historia de nuestra música y nuestro cine a través de la obra de Bingen Mendizabal y el impacto que ha tenido en siguientes generaciones de artistas, así mismo, reivindicar nuestra cultura, nuestro cine y nuestra música, porque a veces se nos olvida que han tenido una importancia vital. Si no reivindicamos nosotros nuestra cultura, ¿quién lo va a hacer por nosotros?

El segundo y quizás el más importante es reivindicar que el éxito no está siempre ligado a la fama y a los premios, sino que está en uno mismo, confrontando el éxito personal contra el fracaso de la mercadotecnia. El éxito, el verdadero éxito, como el propio título del documental señala es seguir en nuestro camino, ser fieles a nosotros mismos, a aquello que buscamos o a nuestra forma de expresión. En el documental veremos cómo para el protagonista, pese a tener una trayectoria profesional brillante, lo más importante es poder seguir tocando, seguir fiel a su música, a sus composiciones, poder tocar en un bar siendo el público sus amigos, y viendo la felicidad en los ojos de su hija. Ese es el verdadero éxito, lo que persigue nuestro protagonista, y lo que nos enseña con este documental. Debemos alejarnos del éxito de las luces y sombras y acercarnos a esa mirada inocente y feliz.

El tercer punto importante de este documental lo descubrimos escribiendo el guión. En un sector aparentemente masculino vimos cómo el papel de las mujeres había sido determinante en la carrera de Bingen Mendizabal, y por ello, remarcamos y reivindicamos el papel de la mujer dentro de la música y la composición cinematográfica.

MENSAJE:

Nuestro mensaje es por un lado reivindicar el espacio en la historia de nuestro cine, música y cultura vasca, y por otro, la búsqueda del éxito personal por encima del éxito basado en brillos y sombras.